El legendario “The Cavern Club” de Liverpool lucha por sobrevivir en plena pandemia de COVID

Los conciertos de música en directo en interiores han estado prohibidos en el Reino Unido hasta el pasado sábado, si bien ahora los locales deben respetar medidas de seguridad y distancia social, por lo que se reduce su aforo, su capacidad de generar ingresos y su supervivencia.

Londres, 17 de agosto (EFE).- Los dueños del legendario “The Cavern Club” de Liverpool, el local musical donde comenzaron su carrera The Beatles, están luchando por su “supervivencia” ante la crisis del coronavirus y reclaman ayudas públicas para mantenerse a flote.

El local, convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad inglesa, suele recibir a cerca de 800 mil visitantes al año.

El pequeño escenario del “The Cavern” vio tocar a los Beatles por primera vez en 1961, aunque por sus tablas también han pasado The Rolling Stones, Stevie Wonder, David Bowie y Adele, entre otros.

Cuando el Reino Unido tomó medidas para evitar la transmisión del coronavirus, a finales de marzo, “The Cavern” comenzó a perder unas 30 mil libras a la semana (33 mil 110 euros), aseguró a la BBC Bill Heckie, uno de los directores del local.

“Pasamos cinco meses antes de que tuviéramos que despedir, desafortunadamente, a unas 20 personas. Creemos que podríamos tener que despedir a otras 20 en las próximas semanas”, alertó Heckie.

“Hace algunos años tomamos la decisión de mantener en el banco tanto dinero como fuera posible por si venían días de lluvia y no nos dimos cuenta de que lo que venía era una tormenta. Así que teníamos 1.4 millones de libras en el banco (1.8 millones de dólares), que ahora se han reducido a la mitad”, describió.

Los conciertos de música en directo en interiores han estado prohibidos en el Reino Unido hasta el pasado sábado, si bien ahora los locales deben respetar medidas de seguridad y distancia social, por lo que se reduce su aforo y su capacidad de generar ingresos.

View this post on Instagram

The Hard Days Night Hotel Paintings, by Shannon. “Arrival in the USA” Day 28/Room 203 Pan Am Flight 101 touched down at JFK airport to a backdrop of cheers and pandemonium never ever before witnessed in America. Fans had been gathering since the previous day to get a glimpse of their new heroes. Of the Beatles, only George had travelled to the States before and then only to visit his sister Louise. They were hyper and excited and when they saw the reception they naively believed it must be a welcome for the new President or something. It quickly dawned upon them that it was for them. They had almost conquered the country before they had even set foot on American soil! There were over 200 reporters there to greet them and the resulting press conference immediately cemented the Fab Four in the hearts of the media and populace alike. Irrelevant, witty, sharp, cheeky, young, fresh, good looking and talented, they were a breath of fresh air to a nation still coming to terms with the loss a few weeks earlier of their beloved President. “How do you find America?” “Turn left at Greenland” advised John! “There’s a plan in Detroit to stamp out the Beatles!” “We have a plan to stamp out Detroit” retorted Paul. “What do you call your haircut?” “Arthur”. Mocked George. The Beatles smiled, laughed and joked their way into the American psyche. This was all before they had even played a note in America. Painting of by Shannon Story by Bill Heckle

A post shared by The Cavern Club (@cavernliverpool) on

El director de “The Cavern” recalcó que necesitarán fondos públicos para salir del bache: “No quiero que paguen para que tengamos beneficios”, pero “al menos asegurarnos de que no perdemos dinero”.

 El alcalde de Liverpool, Joe Anderson, afirmó que “la perspectiva de perder una joya nacional como ‘The Cavern’ es un escenario horrible”.

“El ayuntamiento de Liverpool está haciendo todo lo que puede para ayudar a nuestros locales, pero no podemos llegar a todas partes debido a la presión a la que estamos sometidos, ayudando a aquellos más vulnerables de nuestras comunidades”, agregó.

Un portavoz del consistorio detalló a la BBC que el local musical debe tratar de hacerse con fondos estatales dedicados a la recuperación de la industria cultural.