Categorías
Region

Condenan hacinamiento en centros de detención de migrantes en la frontera sur

Organizaciones civiles condenaron las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran migrantes en los distintos albergues de la frontera sur.

Mujeres migrantes detenidas en el albergue

Isaín Mandujano/ PROCESO

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).– El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, conformado por varias organizaciones civiles, condenó este sábado las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran migrantes en los distintos albergues de la frontera sur y llamó hoy a poner fin a estas situación y otras “prácticas ilegales”.

Señaló que la situación actual de más de 300 personas, en su mayoría familias conformadas por mujeres con niñas, niños y adolescentes (NNA), detenidas en la bodega acondicionada como Estación Migratoria Cupape II La Mosca, en el municipio de Chiapa de Corzo, revela las consecuencias del reforzamiento del operativo de control migratorio y el cierre de fronteras anunciados el pasado jueves 18 de marzo por el gobierno mexicano ante la presión de Estados Unidos por contener el tránsito de personas migrantes y solicitantes de protección internacional.

El Colectivo recordó que la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNN) señala que en ningún momento las niñas, niños o adolescentes migrantes, independientemente de que viajen o no en compañía de una persona adulta, serán privados de la libertad en estaciones migratorias o en cualquier otro centro de detención.

Pese a ello, actualmente cerca de 329 personas, muchas de ellas mujeres con sus hijas e hijos, se encuentran privadas de la libertad, por lo que solicitó darles atención y protección inmediata de la Procuraduría Federal de Protección y del Sistema DIF Estatal y Municipal.

Al Colectivo le preocupa el hacinamiento en que se encuentran, en completa contradicción con las medidas sanitarias a nivel federal de prevención del covid-19 y que, en el caso de la Estación Migratoria de La Mosca, profundiza las graves condiciones de alimentación, salud y bienestar que se han denunciado desde su apertura en 2019.

“Es importante resaltar que la situación de las personas privadas de la libertad en La Mosca es similar a la vivida por quienes se encuentran detenidas en la Estación Migratoria Cupape I en Tuxtla Gutiérrez. A partir de la información de periodistas y medios de comunicación se ha denunciado el hacinamiento, la detención prolongada, la falta de información, precaria alimentación y condiciones sanitarias de mujeres, niñas, niños, adolescentes y hombres”, dijo el Colectivo.

Recordó que organizaciones de la sociedad civil y albergues han documentado la detención en Estaciones Migratorias de NNA y sus familias por parte del Instituto Nacional de Migración (INM) en coordinación con otras fuerzas de seguridad a pesar de que es una práctica ilegal.

También existen reportes de personas que no son encontradas en los registros de las estaciones a pesar de permanecer ahí por tiempo prolongado, la separación de familias y deportaciones masivas sin estudios individualizados de casos ni respeto al Interés Superior de la Niñez en contra de lo estipulado en la propia ley.

Además, dijeron que han documentado el rechazo de personas solicitantes de refugio, sobre todo de grupos familiares, por autoridades migratorias en el punto de internación puente Rodolfo Robles, en el municipio de Suchiate, frontera con Tecún Umán, Guatemala.

Asegura que ha quedado en evidencia la ausencia de protocolos de actuación y coordinación interinstitucional apegados a la reglamentación de leyes y reformas que se han promulgado progresivamente en los últimos años, lo que deja en total desprotección a la población en movilidad. Conllevando, a su vez, a la presión sobre albergues y organizaciones para asumir responsabilidades que corresponden al Estado de alojamiento y protección.

El Colectivo de Observación lo integran, entre otros organismos, el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, el Centro de Derechos Humanos Tepeyac, Centro de Derechos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, Formación y Capacitación (FOCA), Iniciativas para el Desarrollo Humano, Kaltsilaltik, Red Jesuita con Migrantes y una decenas más de organizaciones civiles.

https://www.proceso.com.mx/nacional/2021/3/27/condenan-hacinamiento-en-centros-de-detencion-de-migrantes-en-la-frontera-sur-260907.html

Categorías
Region

Acción urgente. Denuncia de agresiones y detención arbitraria contra integrantes del Congreso Nacional Indígena en Ocosingo, Chiapas. 15 febrero, 2021

Ocosingo, Chiapas, México.

15 de febrero de 2021

Al pueblo de México

A las organizaciones defensoras de los derechos humanos

A los medios de comunicación

Al Congreso Nacional Indígena y su Concejo Indígena de Gobierno

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional

Nosotros, compañeros en resistencia JOSÉ ESPINOZA GÓMEZ, JOSÉ ALFREDO ESPIOZA PÉREZ, JUAN ESPINOZA PÉREZ, MARIO ESPINOZA PÉREZ, CARLOS HERNANDEZ MÉNDEZ, JUAN RAMON GUTIÉRREZ ESPINOZA Y MIGUEL ESPINOZA HERNÁNDEZ, de las rancherías Jolmuc’ulha y Taquinton, perteneciente al ejido Peña Limonar, municipio de Ocosingo, Chiapas, y miembros del Congreso Nacional Indígena. Denunciamos enérgicamente la detención arbitraria e injusta de nuestros compañeros Fernando Espinoza Pérez y Baldemar Espinoza Pérez, presos injustamente en el cereso 16 de Ocosingo, llevados a esta instancia por autoridades ejidales, derivado de los hechos que se suscitaron el día 10 de febrero del año en curso, cuando nuestros compañeros antes mencionados junto a Miguel Espinoza Hernández salieron del ejido el Tumbo, municipio de Ocosingo, hacia la ciudad de Palenque en una camioneta Nissan cargada con 25 bultos de café orgánico para su venta, a la altura del crucero Peña Limonar les bloquearon el paso un grupo de cincuenta personas que portaban armas de fuego, palos y machetes, liderados por Manuel López Gutiérrez, Juan Gutiérrez Cruz, Narciso Gutiérrez Pérez y Pedro Hernández Jiménez, presidente del comisariado, concejo de vigilancia, secretario del comisariado y agente auxiliar municipal, valiéndose de una tabla con clavos que atravesaron en el camino obligaron a detener el vehículo en el que viajaban, con lujo de violencia y abuso de autoridad fueron esposados, haciendo uso excesivo de la fuerza los trasladaron al ejido peña limonar, donde fueron violentamente agredidos por policías rurales, dichas autoridades abusando de su poder les quitaron su café, dinero y pertenencias, posteriormente fueron remitidos a la cárcel municipal de Ocosingo donde se encuentran actualmente en condiciones de vulnerabilidad.

Este acto totalmente violatorio de los derechos humanos, no es un hecho aislado, es la consecuencia de una constante e ininterrumpida guerra de baja intensidad contra las comunidades en resistencia que viene siendo operada desde 1994, pues esta agresión se inscribe a una serie de violaciones de derechos humanos, detenciones injustas, ataques armados a nuestras casas, tala ilegal de árboles, robo de madera, incursiones armadas a nuestros trabajaderos, con la actuación y protección de las autoridades ejidales, que desde hace más de diez años han trastocado la paz y la vida colectiva comunitaria, dichas acciones evidentemente reflejan una agudización de los conflictos y hostilidades hacia las comunidades zapatistas y del Congreso Nacional Indígena, que apuntan hacia el despojo de nuestro territorio.

Ante este escenario de violencia, nos manifestamos y hacemos responsables a los tres niveles de los malos gobiernos de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros presos, así como la de sus familias y de quienes integramos la organización.

Exigimos la liberación inmediata de nuestros compañeros, reparación de los daños ocasionados, así como se investigue y castigue a los responsables de tales abusos e injusticias cometidas.

¡ALTO AL HOSTIGAMIENTO Y AGRESIÓN EN TERRITORIOS INDÍGENAS!

¡LA TIERRA ES DE QUIEN LA TRABAJA!

¡NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTROS!

https://www.congresonacionalindigena.org/2021/02/15/accion-urgente-denuncia-de-agresiones-y-detencion-arbitraria-contra-integrantes-del-congreso-nacional-indigena-en-ocosingo-chiapas/

Categorías
Region

CNDH detecta 19 contagios de COVID en centros de detención de migrantes; INM negaba casos

Los migrantes contagiados con el virus ya fueron trasladados de la estación Siglo XXI, a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, ubicada en la carretera Huixtla-Tapachula.

Cuartoscuro

Manu Ureste y Alberto Pradilla/ ANIMAL POLÍTICO

A pesar de que el Instituto Nacional de Migración (INM) ha negado públicamente que existan contagios de COVID-19 en sus centros de detención, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que, tan solo en la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, hay al menos 19 casos confirmados de nacionalidad hondureña.

Hace apenas una semana el INM aseguró a Animal Político que en todas sus estaciones se realizan acciones de limpieza e higiene y de control sanitario. Sin embargo, la CNDH documentó que la Siglo XXI permanece hacinada, que no se respeta la sana distancia, no se reparten cubrebocas, y que no hay gel antibacterial para evitar la propagación del virus.

Los 19 casos confirmados de migrantes contagiados ya fueron trasladados de la estación Siglo XXI a la Estancia Provisional denominada ‘El Hueyate’, ubicada en la carretera Huixtla-Tapachula.

No obstante, en la inspección realizada entre el 16 y el 19 de octubre, los visitadores de la CNDH también detectaron numerosas irregularidades en estas instalaciones. Por ejemplo, no hay servicios de luz y agua, las condiciones de higiene son malas, y lo más grave: detectaron a mujeres y niñas detenidas y que no presentaban síntomas aparentes conviviendo con otras personas migrantes contagiadas.

Ante esta situación, la CNDH emitió una serie de medidas cautelares dirigidas al comisionado del INM, Francisco Garduño, para que el instituto traslade de inmediato a los migrantes detenidos en la estación Siglo XXI “a una estancia digna”, para brindarles los servicios de alimentos, salud e higiene que requieran, “así como espacios sanitarios salubres”.

También pidió al INM que dé atención médica “prioritaria y urgente” a las personas contagias de Covid 19 que están detenidas en la estancia provisional ‘El Hueyate’, prestando especial atención a niños, niñas y adolescentes.

Animal Político consultó nuevamente al INM sin que al cierre de la edición hubiese recibido respuesta. A día de hoy, la institución que dirige Francisco Garduño no ha reconocido públicamente que se hayan detectado casos al interior de sus instalaciones, a pesar de que el pasado 11 de septiembre la CNDH documentó la muerte de un salvadoreño que estaba al interior de la estación migratoria de Ciudad de México y que fue trasladado al hospital, donde falleció. El pasado 6 de agosto, incluso, el Instituto negó en un comunicado que hubiera casos COVID en sus centros de detención.

“Ya lo avisamos”
Estas deficiencias documentadas por la CDNDH vienen a confirmar lo denunciado hace tan solo una semana, el pasado 15 de octubre, por múltiples organizaciones de la sociedad civil en el informe ‘Sobre los efectos de la pandemia de Covid 19 en las personas migrantes y refugiadas’.

“La afectación a personas migrantes y refugiadas por el Covid es algo que ya veníamos avisando y alertando desde hace tiempo”, subrayó en entrevista Ana Saez, directora de Sin Fronteras, organización civil que presentó el informe junto a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derechos, Asylum Access, y el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), entre otras.

Saez recordó que, precisamente por las pésimas condiciones de salubridad y de hacinamiento de las estaciones migratorias, que han sido ampliamente documentadas en informes y en trabajos periodísticos, acudieron desde marzo pasado, muy al inicio de la pandemia, ante la propia CNDH y ante la justicia para ordenar al INM que vaciara los centros de detención.

Sin embargo, aunque el Instituto asegura que está cumpliendo con las recomendaciones de la CNDH y que ha vaciado buena parte de sus estaciones, organizaciones como Asylum Access denunciaron el pasado 15 de octubre que el INM continúa haciendo detenciones de migrantes, a los que recluye en estaciones como la de Villahermosa, en Tabasco, Iztapalapa, Ciudad de México, y la ya mencionada Siglo XXI, en Chiapas.

“Esperamos que, ante los nuevos señalamientos de la CNDH, el estado mexicano reaccione y tome las medidas para que estas personas sean puestas en libertad”, recalcó Ana Saez.

Sin pruebas COVID
Para este lunes 26, está previsto que las organizaciones civiles defensoras de migrantes se reúnan con Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, y con Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, para exponerles los resultados del informe sobre Covid 19 y personas migrantes detenidas.

Entre múltiples puntos, en el informe se expone que el INM ni ninguna autoridad sanitaria hacen con regularidad pruebas Covid a los migrantes detenidos en las estaciones migratorias.

También se señala que, de las 35 estaciones migratorias que hay en el país, solo dos llevan un registro diario de la temperatura de las personas detenidas, y que solo una, la de Saltillo, tiene servicio médico las 24 horas.

Al igual que lo documentado por la CNDH en la estación de Tapachula, la organización Asylum Access también detectó que en el centro de detención de Las Agujas de la Ciudad de México, otro de los más grandes e importantes del país, a los migrantes no se les proporciona cubrebocas, o su entrega es muy deficiente.

Alejandra Macías, de Asylum Access, contó que en una visita en septiembre pasado a esta estación en la capital mexicana los migrantes entrevistados refirieron que aun seguían utilizando el mismo cubrebocas que les proporcionó la autoridad migratoria de Estados Unidos cuando fueron detenidos semanas atrás.

Un muerto en una protesta y desobediencias del INM
La gestión de las estaciones migratorias en el contexto de COVID-19 ha generado fuertes críticas desde que se declaró la pandemia. En un primer momento, el INM tuvo que gestionar tanto el encierro de las personas a las que sus funcionarios atrapaban como aquellos a los que Estados Unidos expulsaba a través del Título 42, un mecanismo legal que permite devolver a México a todo aquel que intente entrar al país estadounidense de forma irregular. Todo ello con las fronteras de Guatemala, Honduras y El Salvador cerradas, lo que provocó que hubo momentos en los que estos países no aceptaban a deportados. Esto llevó a que decenas de los migrantes fuesen abandonados en la frontera con Guatemala, donde agentes del INM les instaron a regresar a casa a través del monte.

El hacinamiento y las malas condiciones al interior de los centros de detención provocaron protestas al menos en Coahuila y Tabasco. La más grave tuvo lugar el 31 de marzo en Tenosique, Tabasco, donde se registró un incendio en el que murió un solicitante de asilo guatemalteco. A Héctor Barrientos, de 42 años, le faltaban tres días para ser liberado y seguir su proceso al exterior de la estación migratoria cuando falleció. Compañeros de encierro acusaron a los guardias de cerrar la puerta e impedirles la salida.

A partir de aquel incidente el INM cambió de política. Durante el mes de abril se dedicó a vaciar las estaciones, deportando cuando podía y entregando tarjetas de residencia temporales en los casos en los que la expulsión era imposible. Para finales de abril, apenas un centenar de migrantes seguía al interior de los centros de detención.

Durante todo este tiempo, organizaciones de la sociedad civil presentaron amparos para garantizar los derechos de los migrantes encerrados (que fuesen liberados, que se diese a conocer los protocolos para prevenir la COVID-19).

En varias ocasiones los jueces dieron la razón a los grupos activistas y, sin embargo, el INM hizo caso omiso. En agosto, por ejemplo, un juzgado dio un ultimátum al propio comisionado Garduño: o cumplía el mandato de aplicar y velar por el cumplimiento de once medidas de prevención de Covid19 al interior de las estaciones migratorias o podría ser encarcelado. A día de hoy no ha ocurrido ni una cosa ni la otra.

https://www.animalpolitico.com/2020/10/cndh-detecta-19-contagios-covid-centros-detencion-migrantes/

Categorías
Mexico

“¿Por qué esas caras, pues quién les pegó?”, testimonio de detención arbitraria y abuso policial en Jalisco

Foto: Zona Docs

Darwin Franco / Zona Docs

Francisco, de 28 años, narra cómo fue detenido de manera arbitraria por elementos de la Fiscalía del Estado de Jalisco; éstos con violencia lo golpearon y lo detuvieron en los separados juntos con 50 jóvenes más.

A todos los golpearon con palos y toletes metálicos, los insultaron y se burlaron de ellos hasta que los abandonaron en colonias periféricas bajo la amenaza de que “les habían fiado la vida y de que ya no querían volverlos a ver en ninguna marcha”.

Aquí la crudeza de lo que pasó la tarde de este 5 de junio en Jalisco; narrada por uno de los más de 80 jóvenes detenidos de manera arbitraria.

 

Lista actualizada, hasta el sábado 06 de junio 13:10 horas, de las personas detenidas de las que se desconoce su paradero y que participaron en las manifestaciones del 4 y 5 de junio, Guadalajara.

https://www.zonadocs.mx/2020/06/06/por-que-esas-caras-pues-quien-les-pego-testimonio-de-detencion-arbitraria-y-abuso-policial-en-jalisco/