Categorías
Region

“Aquí está la resistencia trans”: colectivas y organizaciones exigen espacios públicos seguros y libres de discriminación (Jalisco)

Foto: Christian Cantero

Por espacios públicos sin clasismo, sin transfobia y sin discriminación, organizaciones de la comunidad diversa y colectivas feministas transincluyentes se concentraron pacíficamente en el lado mixto del Parque Revolución en Guadalajara este sábado 20 de noviembre.

En el marco del Día de la Remembranza Trans, fecha que convoca a conmemorar la vida de las personas que han sido víctimas de la violencia transfóbica, manifestaron su descontento ante las agresiones dirigidas hacia Dessiré, mujer trans que fue violentada junto con su pareja Dea, mientras transitaban el sábado 13 de noviembre por la “Mercadita”, un espacio público al que colectivas feministas radicales le han asignado la característica de “separatista”; es decir, un lugar que sólo puede ser ocupado por mujeres cis género.

Dalia Souza / Zona Docs

Debido a los acontecimientos del día sábado 13 de noviembre con nuestras hermanas Dessiré y Dea nos presentamos para mostrar nuestro descontento por las agresiones dirigidas hacia su persona. Esta manifestación es pacífica, queremos alzar la voz y ejercer nuestro derecho a la protesta por una calidad de vida más digna y en contra de agresiones hacia la comunidad LGBT y hacia todas las personas que han sido excluidas de los espacios públicos” expresaron las integrantes de la colectiva Resistencia contra la violencia este sábado 20 de noviembre en el lado mixto del Parque Revolución, ubicado sobre avenida Juárez en el centro de Guadalajara.

La convocatoria a la concentración pacífica surgió como iniciativa de Dessiré y Dea, quienes el sábado 13 de noviembre denunciaron a través de sus redes sociales haber sido agredidas por quienes gestionan la “Mercadita”, un espacio feminista radical localizado a un costado del Parque Revolución al que sólo pueden ingresar mujeres cisgénero cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual o genitales, ya sea para la venta o compra de los productos que ahí se ofertan; es decir, no pueden ingresar hombres, personas tras o personas no binarias.

Si bien, la “Mercadita” en éste y otros lugares del país surgió como una iniciativa para la autogestión y protesta hacia la violencia económica que ha ejercido el Estado patriarcal y capitalista en contra de las mujeres, quienes se manifestaron este sábado demandaron que ésta sea “el espacio seguro que inicialmente quería ser”, pero especialmente “sin clasismo, sin transfobia, capacitismo o cualquier tipo de discriminación” explicaron.

Según narró Dea a través de una publicación de Facebook, esta no era la primera vez que junto con Dessiré, su pareja, recorrían los alrededores del Parque Revolución, ya que, además de la Mercadita, hay otros pequeños comercios ambulantes donde ellas pueden vender los anillos artesanales que producen para su sustento. Sin embargo, explicó que, en esta ocasión, tres integrantes de la mercadita se acercaron a pedirle a Dessiré que saliera del lugar por ser una mujer trans.

En el video de dos minutos que Dea compartió en su Facebook se le observa diciendo a las integrantes de la Mercadita que le dejen pasar junto a Dessiré, pues se trata de su compañera, incluso, les menciona que esto que están haciendo es discriminación. Dessiré, por su parte, les explica que sólo necesitan llegar al otro extremo del parque y que no hay razón para que las obliguen rodear el área: “permítanos avanzar” les pide.

“Tu bato está invadiendo este lugar, es una protesta feminista, es nuestro lugar, no puedes estar aquí, ya salte” se escucha de fondo.

“Como ustedes saben mi pareja es UNA MUJER TRANS, nosotras vivimos en el centro de Guadalajara cerca de este parque donde cada sábado se hace vendimia de ropa, calzado, etc… No es la primera vez que hemos ido a consumir y está tarde llegan primero 3 chicas a pedirle a mi pareja que se salga por tener pene, a lo cual no nos negamos, pero en seguida nos bloquearon el paso 20 chicas más, armadas con un bate metálico y varias máquinas de toques, nos empezaron a gritar consignas en contra de las mujeres trans e insultos, una de ellas empezó a golpear a mi pareja con el bat, mientras a mí me jalonaban la silla de ruedas y pateaban mis llantas, llamé a una amiga que asistió en seguida y entre empujones, intimidación con sus armas y groserías, a penas y nos dejaron salir por un costado del lugar” fue el mensaje que compartió en su perfil de Facebook.

Tras los eventos, colectivas feministas y organizaciones de Jalisco y otros estados se pronunciaron en contra de estos. Coatlicue SiempreViva, colectiva feminista en Puebla consideró estas acciones como actos de “conservadurismo y discriminación que cierta ala del feminismo ha decidido perpetuar”.

Por su parte, la Red Yo Voy 8 de Marzo reconoció que “la única forma de tener espacios seguros en la ciudad es desde la diversidad” y consideraron alarmante que “en un país tan violento mujeres jóvenes que se organizan desde un supuesto “feminismo” agredan y amenacen a la diversidad de cuerpos que no encajan en sus estándares de “mujer”, recurriendo a la victimización para justificar sus agresiones” señalaron.

Dessiré, presente en la concentración pacífica de este sábado, recordó en entrevista que su exigencia principal es que se “respeten los espacios públicos, que no se discrimine por ningún motivo”, advirtió. Además, precisó que más allá de un castigo o sanción a quienes les agredieron, lo que solicitan es que “las autoridades actúen usando buenas maneras y que haya una acción para garantizar que todas las personas puedan estar en el espacio público que ellas quieran estar”.

Finalmente, recordó que el feminismo debe tener una perspectiva interseccional y, por ende, quienes se pronuncian desde esta postura, no deben olvidar que este movimiento es por los derechos humanos de “todas las mujeres”:

“Por ahí se ha dicho que no hay feminismo sin las mujeres trans y yo creo que sí, pero también hay que contar a las mujeres indígenas, a las mujeres en situación de calle, a las mujeres negras, a las mujeres con discapacidad, todo tipo de mujer no solamente a un grupo de mujeres radicales que se siente con el poder de decir esto sí y esto no es ser mujer” sentenció.

Con una postura clara contra la transfobia y en el marco del Día de la Remembranza Trans, las, los y les asistentes organizaron en el “lado mixto” del Parque Revolución una Pasarela Voguing, expresión de protesta y manifestación liberadora que reconoce la existencia y resistencia de la comunidad LGBTTTIQ+ a través del uso del cuerpo y el baile.

https://www.zonadocs.mx/2021/11/21/aqui-esta-la-resistencia-trans-colectivas-y-organizaciones-exigen-espacios-publicos-seguros-y-libres-de-discriminacion/

Categorías
Region

PRONUNCIAMIENTO DEL CNI-CIG A 25 AÑOS DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

A los pueblos del Mundo,

A los medios de comunicación. 

 

Hoy, a 25 años de que decidimos caminar en la lucha, la resistencia y la rebeldía, con el acompañamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), somos el Congreso Nacional Indígena y nos dirigimos a los pueblos del mundo para decirles nuestra palabra:

El 12 de octubre de 1996, contando con la descomunal presencia de la Comandanta Ramona, del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN, a raíz de lo cual empezaría a resquebrajarse el cerco impuesto en contra de éste; y con la participación de más de 3 mil delegados de todo México, por primera vez los pueblos originarios pudimos reunirnos y conocernos para soñar un espacio organizativo propio, el Congreso Nacional Indígena (CNI), bajo los 7 principios del “Mandar Obedeciendo” que propulsara un país diferente, en el cual pudiéramos ser plenamente reconocidos en nuestros derechos y culturas.

Como antecedente de este histórico evento realizamos dos foros nacionales previos y acompañamos la Marcha del Color de la Tierra protagonizada por el EZLN, en el año 2001, con el fin de presionar al Estado mexicano para el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés “Sobre Derechos y Cultura Indígena”. A esta Marcha siguieron la traición de los Acuerdos de San Andrés por todos los partidos políticos y los poderes del Estado; el olvido de nuestra lucha por parte de quienes la habían convertido en moda pasajera, la desorganización de una parte del movimiento indígena, la continuidad del CNI a través de su región Centro-Pacífico (hace 20 años); la decisión de hacer nuestra la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, asumiendo la lucha anticapitalista, de abajo y a la izquierda, lo que nos valió un mayor aislamiento de la clase política autonombrada de izquierda, de ong´s y de “personalidades” que antes habían proclamado ser nuestros amigos y nuestros aliados.

En estos 25 años aprendimos que es la lucha por la vida nuestra palabra colectiva y que como desde hace más de 500 años, los despojos de nuestras tierras, cultura y formas de vida nos duelen, nos llevan a organizarnos y a luchar. Hoy, el despojo y la explotación capitalistas hechos guerra, son para llevar a cabo grandes y peligrosos megaproyectos que siembran la muerte en todas las geografías indígenas de México, y con el imperio de la violencia buscan garantizar las ganancias de las bandas criminales y de la red económica y política que los sostiene; que es la misma que no cesa en su afán de ver exterminados a nuestros pueblos. Esa guerra que vivimos en las comunidades de México, que nos ha llenado de luto y de rabia, la hacen los políticos, las empresas y bandas delincuenciales, que juntos, son el gobierno de México y sirven a un sistema mundial que es el capitalismo.

En su nombre, los gobiernos de antes y de ahora han cometido graves crímenes para reprimir a nuestros pueblos, cuando en colectivo hemos decidido nuestro destino; y no olvidamos la guerra sucia con sus miles de ejecutados, torturados y desaparecidos, la masacre de Acteal en Chiapas, la matanza de Aguas Blancas, los asesinatos de Betty Cariño, del maestro zapatista Galeano, del niño Hidelberto Reyes en la comunidad de Santa María Ostula y de nuestro hermano Samir Flores Soberanes; o la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa; no olvidamos a nuestros hermanos desaparecidos como Sergio Rivera Hernández de la organización MAIZ; ni a nuestr@s compañer@s pres@s por luchar y perseguidos por pensar y ser cabales en defender lo que es sagrado, como Fidencio Aldama de la Tribu Yaqui y Fredy García Ramírez del Comité por la Defensa de los Derechos Indígenas, en Oaxaca.

Nosotras, nosotros, somos ell@s y desde nuestras asambleas comunitarias y gobiernos autónomos, no pararemos de construir la justicia, de exigir el castigo a los culpables de esos crímenes y de no dar un solo paso atrás en la lucha por la vida, que fuera también la causa de tod@s l@s que hoy nos faltan.

A 25 años de esta lucha de resistencia y rebeldía, decimos claro: queremos nuestros territorios libres de megaproyectos de muerte. No queremos el tren Maya que convierta todo el sur sureste de nuestro país en un eslabón del capital trasnacional, en las vías y sus alrededores, la extracción, contaminación, destrucción, despojo y privatización en toda la región. No queremos el corredor transístmico que convierta en una fábrica de energía eólica, maquilas y explotación de minerales zonas enteras desde el océano pacífico hasta el Golfo de México, ni queremos el Proyecto Integral Morelos que atenta contra el territorio de comunidades de Tlaxcala, Puebla y Morelos en los pueblos del volcán Popocatépetl y que reprime con la muerte a quienes cuestionan o se oponen, como al compañero Samir Flores Soberanes.

Así, en el año 2018, reconociéndonos los unos a los otros en las diferencias geográficas y culturales, constituimos, con concejales mujeres y hombres de los pueblos indígenas integrados al CNI, el Concejo Indígena de Gobierno (CIG), que se hizo nuestra voz de cara a la Nación y al Mundo, voz con la que habló y habla nuestra Vocera Marichuy. En aquel año, junto con el EZLN, le hablamos al país y en respuesta recibimos la participación del pueblo de México en la recolección de firmas para figurar en las boletas electorales durante el recorrido del CIG por todo el país. Entonces, nos dimos cuenta de que la lucha por la vida y la urgencia por reconstruir sobre lo destruido por el capitalismo, se habla en todas las lenguas y en todos los sectores sociales de este México. Cada quién a su modo, a sus tiempos y sus formas.

Y este año, en la Gira Por la Vida, junto con la delegación del EZLN, vemos a la Europa rebelde, de abajo y a la izquierda; y escuchamos su palabra que es también la lucha por la vida. Con su resistencia y rebeldía, y con la nuestra, nos entendemos porque soñamos un mismo mundo, en el que quepamos todas y todos.

Hoy, a 25 años de distancia, CONVOCAMOS a tod@s aquell@s que en lo colectivo o en lo individual son parte del CNI, o han acompañado, así sea como observadores, su paso en este cuarto de siglo, a una REFLEXIÓN COLECTIVA PROFUNDA que, a través de reuniones, foros, conferencias y actividades de toda índole que se realicen a partir de este 12 de octubre y hasta el 12 de octubre del año 2022, culminando con una gran Asamblea, busque respuesta a la pregunta “¿Qué sigue?”.

Con tod@s buscamos tener un solo oído y escuchar lo que la resistencia y la rebeldía en el mundo tienen que decirnos para conocernos y organizarnos desde la geografía de abajo, desde donde las cosas que definen el futuro, donde comienzan a sanar la tierra y nuestros pueblos tras el desastre mundial, realmente están sucediendo.

Atentamente

A 25 años resistencia y rebeldía

Por la reconstrucción integral de nuestros pueblos

Nunca más un México sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Concejo Indígena de Gobierno

https://www.congresonacionalindigena.org/2021/10/11/pronunciamiento-del-cni-cig-a-25-anos-de-resistencia-y-rebeldia/

Categorías
Region

Comunidades zapotecas de San Pablo Cuatro Venados en resistencia se reconstruyen; realizan encuentro de resistencias y rebeldías en Oaxaca

Colectivo Grieta.

Antes de llegar a los difíciles caminos que llevan a las rancherías del Rebollero, Los Arquitos y Río Minas, donde incluso se observan zanjas y plumas que obstaculizan los accesos a estas comunidades del municipio de San Pablo Cuatro Venados, contrasta la ampliación de caminos para el acceso de trailers y maquinaria pesada hacia el bosque donde se pretende extraer oro y plata.

Llegando al Rebollero, las casas destruidas aún dan testimonio del ataque del que fueron víctimas cuando un grupo de cerca de 500 hombre con armas largas y de alto calibre, con trascabos y bombas molotos, destruyeron y quemaron casas y cultivos, robaron  pertenencias, semillas, herramientas y ganado.


El camino de la resistencia. Foto: Centro de Ciencias y Artes “La Luciérnaga”

A dos años del ataque, estas comunidades zapotecas han fortalecido su organización para seguir defendiendo sus territorios ancestrales y reconstituirse como pueblos zapotecos, “nos mantenemos en resistencia contra el extractivismo”, afirman en comunicado dirigido al CNI-CIG, al EZLN y a los medios libres y alternativos el 25 de mayo de 2021.

Sobre el ataque del 31 de mayo del 2019, recuerdan, “nos enteramos que la mayoría fueron pagados por políticos de la región, los mismos que les dieron las armas y los cartuchos. Estos personajes tienen interés en nuestras tierras, el bosque y el agua que nace de nuestras montañas, pero, sobre todo, porque en nuestro territorio se han expedido, sin nuestro consentimiento, por lo menos tres concesiones mineras para explotar oro y plata”.

Sabemos actualmente, “que los interesados para la explotación de estas minas han recurrido a las autoridades municipales para firmar nuevos convenios. También se ha visto, en diversos momentos, a grupos de personas armadas que hacen disparos al aire, como intentando intimidar.

“Nos mantenemos en alerta y reafirmamos nuestra postura de que no queremos ningún proyecto extractivo en nuestra región. Porque sabemos bien que, los proyectos que ya están en fase de explotación en Oaxaca, vienen acumulando denuncias sobre la contaminación de los mantos freáticos, el aire y directamente las comunidades”.

“Con los diversos ataques, lo único que han logrado es que nuestro proceso organizativo se fortalezca, y no dejaremos de luchar por nuestras tierras ancestrales y los bienes comunes que estamos conservando, ya que son la base para sostener nuestras comunidades”, afirman.

“Responsabilizan de cualquier agresión hacia algún miembro de sus comunidades, a las autoridades municipales de San Pablo Cuatro Venados, de Cuilápam de Guerrero, al gobierno del estado de Oaxaca y al gobierno federal”. Especifican en su comunicado.

“Apelamos a nuestra autodeterminación y a nuestra autonomía para gobernarnos y cuidar nuestras tierras ancestrales”.

Y, “hacemos un llamado a la solidaridad a todas las comunidades vecinas, a todas las hermanas, hermanos y hermanes para que estén atentos y atentas (…) Próximamente inauguraremos nuestra casa de sanación, que es parte de la reconstrucción de nuestra comunidad. También estamos construyendo una escuela para las niñas y niños que han sido excluidos de las escuelas del municipio”, denuncian.


Los surcos rodean las casas destruidas en mayo de 2019.  Foto: Centro de Ciencias y Artes “La Luciérnaga”

Las concesiones mineras de las que tienen conocimiento y que afectan sus territorios son la 217598, expedida en 2002, la 227548 expedida en 2006 (ambas ubicadas en el núcleo agrario de San Pablo Cuatro Venados), y la título 242664, que abarca los municipios de San Pablo Cuatro Venados y San Miguel Peras, expedido en el año 2013. Se trata de un proyecto minero de la empresa Canadiense Arco Resources Corporation, que ya pretende  empezar la etapa de explotación en sus territorios, afirman.

Conociendo sus trabajos colectivos, como comunidades en reconstrucción y resistencia, se pueden ver entre los escombros de casas destruidas, surcos sembrados que pronto serán una milpa en común, y serán el alimento para su resistencia.


La semillla de la rebeldía. Foto: Centro de Ciencias y Artes “La Luciérnaga”.

Entre los surcos hombres, mujeres y jóvenes, trabajan todo el día sembrando maíz, frijol y calabaza. El 2 de junio de 2021, mientras sembraban en las lomas más altas de su territorio fueron intimidados, durante todo el día con disparos de bala. No lo lograron, las compañeras y compañeros siguieron sembrando.

Estas comunidades que hoy caminan con el CNI-CIG valoran haber conocido otras experiencias que han fortalecido su organización. Las lluvias llegaron y pronto la tierra y las comunidades agredidas serán una milpa colectiva. En su camino de reconstrucción, ahora no sólo reivindican su derecho a la libre determinación, comienzan a soñar proyectos autónomos para poder resolver sus necesidades.

Están trabajado, platican, para terminar su Casa de Sanación, que es parte de la reconstrucción de la comunidad. Mientras preparan los espacios para recibir el 19 de junio de 2021 al encuentro de resistencias y rebeldías en Oaxaca.


Las huellas de la destrucción. Foto: Centro de Ciencias y Artes “La Luciérnaga”

En la comunidad del Rebollero, en tierras en resistencia de San Pablo Cuatro Venados, se reunieron el 19 de junio de 2021, representantes de comunidades y organizaciones de los pueblos Chatino, Chinanteco, Chontal, Mazateco, Mixteco, Triqui, Zapoteco del Valle y Zapoteco del Istmo, para reafirmar su “rechazo tajante ante el avance de los proyectos mineros en todo el estado de Oaxaca, sabiendo que son al menos 355 concesiones emitidas hasta este año 2021”.

Comunidades de San Pablo Cuatro Venados denunciaron el avance de tres concesiones mineras para extraer oro y plata, mismas que abarcan más de 6 mil hectáreas de su territorio, por lo que hacen un llamado a todos los pueblos para estar atentos. Denunciaron también “las agresiones constantes de grupos armados, que mediante actos de violencia, que pretenden despojarnos de nuestros territorios para sacar oro y plata”. Se mantienen en defensa de sus territorios.


Encuentro de resistencias y rebeldías en Oaxaca. Foto: Resistencia Cuatro Venados.

En San José del Progreso, y en las comunidades aledañas avanza el proceso de explotación de oro y plata por la empresa minera Cuzcatlán, quien tiene al menos 31 concesiones que abarcan 64 mil hectáreas en Ocotlán de Morelos. Se busca conectar al proyecto carretero del “Libramiento Sur”, proyectos como el de Cuatro Venados con la carretera que ya conecta al Istmo de Tehuantepec con la minería en los Valles Centrales.

La Asamblea del pueblo Chontal, denunció la concesión Minera Zapotitlan 1, que viene amenazando toda la región. También comunidades de la Sierra Sur denunciaron la concesión de 120 mil hectáreas a la empresa Altos Hornos de México en territorios comunitarios. Zona considerada como el segundo yacimiento de hierro más grande del mundo.

Además de la minería, también se denunció el avance de las mal llamadas “energías limpias”, en particular los proyectos hidroeléctricos “Paso de la Reyna”, en la Sierra Sur, los proyectados en el Río Cajonos y en la Chinantla, donde se tienen proyectadas seis presas hidroeléctricas; además de otras nueve a lo largo del Río La Lana.

También se denunció la biopiratería practicada por equipos académicos en la Sierra Mazateca, donde además se encuentran en alerta máxima por la presencia de organizaciones paramilitares que funcionan como brazo armado de intereses partidistas.

Denunciaron el proceso de reorganización territorial que en Oaxaca y el país mediante programas que implican la “regularización de la tierra” […] y por áreas naturales protegidas donde los reglamentos y estatutos agrarios quedan invalidados.

En el Istmo de Tehuantepec comunidades que aceptaron los proyectos eólicos hoy enfrentan conflictos agrarios. Mientras el Corredor Interoceánico pretende avanzar con el tren y toda la infraestructura para conectar los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, además de parques industriales, más parques eólicos y una reorganización de sus territorios “para que caminen a la velocidad del mercado y el capital”, señalaron.


Encuentro de resistencias y rebeldías en Oaxaca. Foto: Resistencia Cuatro Venados.

También denunciaron las ordenes de aprehensión, contra cuatro compañeros que han resistido a la imposición de un parque industrial en la comunidad de Puente Madera, en San Blas Atempa. Exigieron se cancelen dichas órdenes y se pare el hostigamiento hacia los pueblos en resistencia frente a megaproyectos en Oaxaca y todo el país.

Finalmente saludaron “al proceso de resistencia que sostienen los pueblos originarios de México y el mundo”, y “la gran travesía que han emprendido nuestras hermanas y hermanos zapatistas en la Europa de abajo, quienes llevan nuestra palabra y nuestro corazón”. Y repudiaron “el racismo y desprecio institucional de quienes han negado el pasaporte a nuestros hermanos zapatistas y del CNI”, concluyen en su pronunciamiento.


La casa de sanación. Foto: Centro de Ciencias y Artes “La Luciérnaga”.

Categorías
Region

A dos años del intento de desalojo, nos mantenemos en resistencia contra el extractivismo: Comunidades de El Rebollero, Los Arquitos y Río Minas, Cuatro Venados, Oaxaca.

Colectivo Grieta.

En comunicado dirigido al CNI-CIG, al EZLN y a los medios libres y alternativos, recordaron que han pasado ya dos años desde aquel 31 de mayo del 2019 cuándo un grupo de personas, armadas con armas de grueso calibre, tomaron por asalto nuestra comunidad que habita los parajes, “El Rebollero”, “Los Arquitos” y “Río Minas”, en el municipio de San Pablo Cuatro Venados, ubicados a tan solo 45 minutos de la ciudad de Oaxaca.

“Eran más de 500 personas que entraron con dos trascabos derribando nuestras viviendas. Por fuentes extraoficiales nos enteramos que la mayoría fueron pagados por políticos de la región, los mismos que les dieron las armas y los cartuchos. Estos personajes tienen interés en nuestras tierras, el bosque y el agua que nace de nuestras montañas, pero, sobre todo, porque en nuestro territorio se han expedido, sin nuestro consentimiento, por lo menos tres concesiones mineras para explotar oro y plata”, afirman.

Alertan que estos personajes “nuevamente vuelven a merodear como buitres tras las concesiones. Desde días atrás hemos sabido que los interesados para la explotación de estas minas han recurrido a las autoridades municipales para firmar nuevos convenios. También se ha visto, en diversos momentos, a grupos de personas armadas que hacen disparos al aire, como intentando intimidar”, denuncia el comunicado.

También explican que las autoridades de San Pablo Cuatro Venados, “quienes tiene vínculos con los apoderados legales de las concesiones, vienen engañado a las personas del municipio argumentando que la minería traerá empleos y han intentado restar fuerza a la resistencia contra la minería”.

“Nos mantenemos en alerta y reafirmamos nuestra postura de que no queremos ningún proyecto extractivo en nuestra región. Porque sabemos bien que, los proyectos que ya están en fase de explotación en Oaxaca, vienen acumulando denuncias sobre la contaminación de mantos freáticos, el aire y directamente hacia las comunidades. También sabemos que estas empresas tienen vínculos con el crimen organizado y ha fragmentado el tejido comunitario”.

Afirman que, ante los diversos ataques, han logrado fortalecer su proceso organizativo. “No dejaremos de luchar por nuestras tierras ancestrales y los bienes comunes que estamos conservando ya que son la base para sostener nuestras comunidades. Pero sí, responsabilizamos de cualquier agresión hacia algún miembro de nuestra comunidad, a las autoridades municipales de San Pablo Cuatro Venados, a las autoridades municipales de Cuilápam de Guerrero, al gobierno del estado de Oaxaca y al gobierno federal. Apelamos a nuestra autodeterminación y a nuestra autonomía para gobernarnos y cuidar nuestras tierras ancestrales”.

Finalmente hacen “un llamado a la solidaridad a todas las comunidades vecinas, a todas las hermanas, hermanos y hermanes para que estén atentos y atentas. También porque próximamente inauguraremos nuestra casa de sanación, que es parte de la reconstrucción de nuestra comunidad”.

Informan que las concesiones mineras que afectan su territorio son:
Titulo 217598, expedido en 2002, ubicada en Cuatro Venados
Titulo 227548 expedido en el año 2006, ubicada en Cuatro Venados.
Titulo 242664, abarca los municipios de Cuatro Venados y San Miguel Peras, expedido en el año 2013

http://www.congresonacionalindigena.org/2021/05/25/a-dos-anos-del-intento-de-desalojo-nos-mantenemos-en-resistencia-contra-el-extractivismo-comunidades-de-el-rebollero-los-arquitos-y-rio-minas-cuatro-venados-oaxaca

Categorías
Region

Red de Resistencia y rebeldía exige la liberación inmediata de defensores de derechos humanos del Frayba.

Colectivo Grieta

En un comunicado publicado el día de hoy, 13 de abril, organizaciones sociales, colectivos e individuos, adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, condenaron la privación de la libertad de dos integrantes del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas A.C.

Lázaro Sánchez Gutiérrez y Victórico Gálvez Pérez, defensores de derechos humanos, y miembros del Frayba fueron privados de su libertad el día de ayer 12 de abril mientras se dirigían a una reunión de trabajo en Palenque, Chiapas.

Los colectivos llaman a la liberación inmediata de los defensores de derechos humanos, que están detenidos de forma ilegal en la comunidad de San Felipe, Ocosingo, Chiapas. En el comunicado, los firmantes también hacen una llamado de solidaridad y solicitan firmar una acción urgente disponible en la página www.frayba.org.mx.

A continuación reproducimos el comunicado completo:

A las Juntas de Buen Gobierno y Bases de Apoyo del EZLN
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales
A los medios libres, independientes, autónomos
A los pueblos de México y del mundo

Organizaciones, colectivos y personas a título individual, Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, condenamos la privación ilegal de la libertad y exigimos de manera inmediata la presentación con vida de nuestros compañeros Lázaro Sánchez Gutiérrez y Victórico Gálvez Pérez, defensores del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, privados de su libertad desde el día de ayer, 12 de abril, en el transcurso de su trayecto a una reunión de trabajo en la ciudad de Palenque, Chiapas.

Es importante señalar que estos hechos no son hechos aislados, sino que ocurren en un momento en donde continuamente se está criminalizando a defensorxs de derechos humanos en México, entre ellxs compañerxs del Frayba. También señalamos que en esta región, donde fueron retenidos los dos defensores de derechos humanos, el Frayba a realizado trabajos de observación y documentación de las agresiones que se están cometiendo contra comunidades zapatistas por parte de la ORCAO.

Ante ello, exigimos de manera inmediata la presentación con vida de Lázaro Sánchez Gutiérrez y Victórico Gálvez Pérez, y al mismo tiempo condenamos estos actos de intimidación, agresión y secuestro.

Hacemos eco al llamado de solidaridad nacional e internacional de Frayba, pidiendo que firmen esta acción urgente disponible en la página www.frayba.org.mx y le escriban a las autoridades mexicanas a fin de que se comprometan a implementar medidas de seguridad para el ejercicio del derecho a defender los derechos humanos.
Invitamos a lxs inviduxs y colectivos adherentes a la Sexta y a quien caminen abajo y a la izquierda, a sumarse a este pronunciamiento. Las firmas se estarán reciviendo en el trascurso del día de hoy al correo: ajmaq_chiapas@riseup.net.

SI TOCAN A UNX, NOS TOCAN A TODXS.

ATENTAMENTE

Memoria Viva.
Médicos del Mundo Suiza-México.
Promedios de Comuniación Comunitaria.
Grupo de Trabajo No Estamos Todxs.
Lumaltik Herriak.
Red de Resistencia y Rebeldía Ajmaq.
Desarrollo Tecnológico y Servicios Comunitarios El Puente, S.C.
Espacio de Lucha Contra el Olvido y la Represión (ELCOR).
Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (DESMI).
Enlace Civil, A.C.
Colectivo Aequus – Promoción y Defensa de Derechos.
Coordinación de Familiares de Estudiantes Víctimas de la Violencia.
Frente Nacional Ni Una Menos México.
Colectiva Nuestra Alegre Rebeldía en apoyo al CNI y CIG, Cuernavaca, Morelos.
Red de Resistencia y Rebeldía en apoyo al CNI-CIG del Puerto de Veracruz.
La Voz del Anahuac, adherentes a la Sexta.
Frente de Trabajador@s por el derecho a la Salud y a la Seguridad Social.
Concepción Suárez Aguilar.
Colectivo La Flor de Asfalto.
Colectiva Autónoma de Colaboración Social (COACS).
Mujeres Transformando Mundos, A.C.
Susana Montes Cruz.
Colectiva Corazón del Tiempo (Puelmapu/Norpatagonia, Argentina).
Susana de la Cruz.
Martha de la Cruz.
Eva María Ruiz Pérez.
Juan de la Cruz Ruiz.
Universidad Revolución (UR).
Magisterio Mexiquiense Contra la Reforma Educativa (MMCRE-CNTE).
Txiapasekin Euskal Herria.
Ángel Bosqued.
Manuel Rosental, Pueblos en Camino, Abya Ayala.
Vilma Almendra, Pueblos en Camino, Abya Ayala.
Colectivo Na Ch’ul Chan, Casa de Sanación y Armonización Ancestral Maya.
Comunidad de Tlanezi Calli
Comunidad de Xochitlanezi
Colectivo de Profes en la Sexta
Colectivo Cuaderno Común
Colectivo Gavilanas
Meza de Café Zapatista Abajo y a la Izquierda del Edificio “E”.
Cooperativa La Cacerola, Stgo-Chile.
Chiapasgruppa Latin-Amerikagruppene i Norge (LAG) / El comité Noruego en solidaridad con América Latina.
Stella Maris Figueroa
Israel Pirra Mora

https://redajmaq.espora.org/pronunciamiento20210413

Categorías
Region

Los rostros (no tan) ocultos del mal llamado “tren maya”. Parte 5: La resistencia de los pueblos frente al supuesto fin del neoliberalismo

Colectivo Grieta, 13 septiembre 2020

Ciudad de México

Foto tomada de la página de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal

“Y cuentan los viejos más viejos que el viento
y la lluvia y el sol le dicen al campesino
cuándo debe preparar la tierra,
cuándo debe sembrar y cuándo cosechar.
Y cuentan que también la esperanza
se siembra y se cosecha.
Y dicen los viejos que el viento,
la lluvia y el sol están hablando
de otra forma a la tierra,
que de tanta pobreza no puede seguir
cosechando muerte,
que es la hora de cosechar rebeldía”.
EZLN (1994)

Arriba, el presidente Andrés Manuel López Obrador decretó el “fin del neoliberalismo”. Esta declaración no tendría mayor importancia de no ser por la profundización de este sistema de muerte durante el presente sexenio. El mal llamado Tren Maya y los otros megaproyectos impulsados por el capataz en turno, nos permiten desnudar la continuidad de la destrucción neoliberal sobre nuestro territorio. Abajo, la organización de los pueblos indígenas continúa y, a través de la reproducción de sus diversas formas de vida, construye resistencias que se articulan para hacer frente a la actual guerra capitalista.

En diferentes documentos y comunicados el Ejército Zapatista de Liberación Nacional ha caracterizado la forma neoliberal de acumulación capitalista como un nueva Guerra Mundial, la Cuarta. Como sus predecesoras, ésta tiene como objetivo central la conquista y administración de territorios. En este nuevo proceso de conquista para la universalización del mercado, la humanidad se ha convertido en el enemigo a destruir por el capital, y su destrucción no implica únicamente su eliminación física sino, sobre todo, la destrucción de formas de vida que se oponen a la lógica del capital. En el caso de nuestro país, la acumulación de la ganancia privada busca la destrucción de la forma de vida de los pueblos indígenas, entre otros, quienes no reducen la tierra ni al ser humano a una vulgar mercancía.

La Cuarta Guerra Mundial opera mediante mecanismos de destrucción/despoblamiento-reconstrucción/reordenamiento para incorporar nuevos territorios a las relaciones capitalistas. Con las reformas salinistas de 1992 al artículo 27 de la Constitución se dio legalidad al despojo de tierras indígenas y campesinas en nuestro país. La posibilidad de privatización de las tierras comunales y ejidales estuvo acompañada de la masiva entrada de productos de la agroindustria estadounidense, cuyo crecimiento se vio estimulado por la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (1994), mismo que se reedita y profundiza en la administración actual con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). En esta misma sintonía se aprobó la contrareforma indígena en 2001 por el conjunto de la clase política y los tres poderes de la Unión, quitando en términos jurídicos la posibilidad a los pueblos indios de decidir sobre sus territorios al desconocerlos como sujetos colectivos de derecho.

Este conjunto de reformas no fueron más que la coartada legal de la nueva guerra de despojo que actualmente permite al capataz implementar los megaproyectos de muerte que, disfrazados como “cortinas de desarrollo”, sólo benefician a los bolsillos del capital. Desde el año 2005, los zapatistas señalaron que la propuesta obradorista no representaba más que la continuación de esta Guerra: “La oferta central del programa presidencial de AMLO no es vivir en Palacio Nacional y convertir Los Pinos en la nueva sección del Bosque de Chapultepec. Es «estabilidad macroeconómica», es decir, «ganancias crecientes para los ricos, miseria y despojos crecientes para los desposeídos, y un orden que controle el descontento de estos últimos» […] Si Carlos Salinas de Gortari fue el gobernante ejemplar operador de la destrucción neoliberal en México, López Obrador quiere ser el paradigma del operador del reordenamiento neoliberal. Ese es su proyecto”.

El mal llamado “Tren Maya” fue anunciado en noviembre de 2018 como el “principal proyecto de infraestructura, desarrollo socioeconómico y turismo sostenible del sexenio de Andrés Manuel López Obrador”, incluso antes de que éste asumiera la presidencia. Esto hace evidente que las “consultas” hechas para su aprobación no fueron más que una simulación. Sin embargo, el tren tiene una historia más larga. En el comunicado “¿Cuáles son las características fundamentales de la IV Guerra Mundial?” de 2003, los zapatistas señalaron:

“La respuesta a la pregunta «¿por qué no ha terminado la guerra de Chiapas?» Se encuentra en este mapa. El Mundo Maya, Guatemala, Belice, Chiapas, partes de Tabasco, Campeche, Quintana Roo, Yucatán, está lleno de petróleo y de uranio. Esto es lo que está en juego. En el proceso de fragmentación que hemos apreciado -convertir todo el mundo en archipiélago- el poder financiero quiere una nación especial aquí.
“Es un punto importante porque los militares dicen que los zapatistas quieren hacer otro país, la Nación Maya. Nosotros lo investigamos. Es un proyecto del capital financiero internacional: construir un nuevo centro comercial que tenga turismo y recursos naturales. Tienen todo lo necesario para hacer un país de estos tres pedazos de México, de Belice y de Guatemala. Esto es lo que está en juego en la guerra en Chiapas”.

Foto: Cuartoscuro

El proyecto del mal llamado Tren Maya no surgió durante el presente sexenio de la autoproclamada 4T, sino es un proyecto que el capital ha preparado desde hace décadas y que ahora pretende imponer con un consenso que no habían logrado en sexenios anteriores y con el uso de la fuerza militar, ahora legalizada, en contra de las poblaciones que le hagan frente. A esto se refería el Fonatur (organismo gubernamental encargado de la imposición del tren) en el documento dado a conocer el 24 de mayo de 2020 en el que, con relación a los impactos del tren en los pueblos originarios, señaló: “El etnocidio puede tener un giro positivo, el ‘etnodesarrollo’, este puede ser posible si se involucra en el proceso de desarrollo y en la administración de beneficios a las poblaciones indígenas que estarían siendo afectadas por el desarrollo”, o como señaló el propio director de dicha institución, Rogelio Jiménez Pons, con relación a la reorganización territorial que realizará el tren: “No se vale hacer ningún desarrollo si no tiene su zona de la gente más modesta ubicada dignamente en las cercanías de las áreas de producción. Para qué, para que puedan ir a trabajar a pie. Hasta pedir limosna si hace falta, pero a pie”. Estas declaraciones evidencian lo que allá arriba entienden por “cortinas de desarrollo”

Sin embargo, como señalaron los zapatistas en el mismo comunicado de 2003, el sureste en nuestro país: “A parte de estar lleno de petróleo y uranio el problema es que está lleno de indígenas. Y los indígenas, además de no hablar el español, no quieren tarjetas de crédito, no producen, se dedican a sembrar maíz, frijol, chile, café y se les ocurre bailar con marimba sin usar el computer. No son consumidores ni son productores. Sobran. Y todo el que sobra es eliminable. Por eso hacen todo lo posible para que dejen de ser indígenas. Pero no se quieren ir y no quieren dejar de ser indígenas. Es más: su lucha no es por tomar el poder. Su lucha es porque los reconozcan como pueblos indios, que reconozcan que tienen el derecho a existir, sin convertirse en otros”.

La resistencia de los pueblos

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal es una, entre una gran diversidad de organizaciones, que ha hecho frente al mal llamado Tren Maya. Como otras organizaciones ha sido ignorada y descalificada por el gobierno en turno, por lo que la Asamblea dio a conocer un comunicado el 5 de septiembre del 2020 en el que señala:

“Acusamos al presidente López Obrador de seguir el deplorable y conocido guión de los tiranos al hablar de “oscuros intereses extranjeros” que entorpecen legalmente el avance de su tren, cuando en contraste son claros y evidentes los intereses de capitales nacionales y extranjeros (muchos con antecedentes de corrupción) por participar en el saqueo y desmembramiento del territorio maya”.

La Asamblea se formó hace un par de años, después de dos décadas de trabajo de talleres en las comunidades mayas de Yucatán acerca de los transgénicos. La Asamblea se dedica a la defensa del territorio en contra del despojo impulsado por megaproyectos de parques eólicos y fotovoltaicas, así como de granjas porcícolas y la imposición de monocultivos de maíz y soya. Independiente de partidos políticos y religiones, Múuch´ Xíinbal define como sus principios la defensa de la tierra, la cultura, la lengua y los derechos del pueblo maya, y está integrado por ejidatarios y campesinos de los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

La Asamblea tiene como eje el trabajo comunitario de base para la defensa del territorio y la defensa legal del mismo a través del desarrollo de amparos contra los megaproyectos, el cual difunden a través de su página de internet. Un integrante de la Asamblea, Pedro Uc, señala que un anciano maya afirmaba “el hombre maya no debe ni puede tener tierra, no debe ni puede ser propietario de un pedacito de tierra”. Detrás de esta sentencia, se encuentra toda una construcción cultural de relación con el territorio que nos ayuda a comprender la afirmación de que la “lucha de los pueblos es por la vida”.

Foto tomada de la página de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal

Los pueblos mayas tienen como fundamento material de su reproducción el trabajo de la milpa, el cultivo de maíz, frijol, calabaza y chile que permiten mantener la vida comunitaria. La milpa es un espacio de sabiduría ancestral, como compartió Uc en un taller durante las Jornadas “Samir somos todas y todos”:

“La milpa es un espacio pedagógico, es una escuela porque en esa milpa aprendemos por ejemplo de las flores, todas las flores tienen nombre, aprendemos a distinguir los colores, la selva es verde, pero tienen sus tonos intensos verdes, los amarillos de las flores y la miel, las hojas y así una gran cantidad de color, es un arcoíris. En la selva aprendemos sus nombres, pero no sólo eso, entre las hierbas mi padre me decía mira bien esa hierba ya la reconociste, ve sus flores pues esto es medicinal eso te cura la tos, te cura la inflamación de garganta… y caminando entre las hierbas me decía mira bien esta hierba pues esta hierba hay que cuidarla. Seguimos en la milpa y encontramos serpientes y me decía mi papá, tienes que aprender que las serpientes que no son venenosas huyen cuando te ven. Y las serpientes que son venenosas no huyen, pero tampoco atacan. Si por descuido la pisas, entonces te va a morder, pero aquí está la hierba que te cura y se llama igual que la serpiente, la machacas, sacas su jugo y te lo tomas y se acabó. Entonces la milpa es como nuestra universidad.”

Esta relación con el territorio, que va mucho más allá de la alimentación, genera una forma de vida entre los pueblos mayas que pone en el centro el amor por la tierra.

De acuerdo con Uc la milpa “es el corazón de la montaña”. Y es que como señala la historiadora Alejandra García Quintanilla, especialista en la historia del pensamiento maya, es a través de la milpa y el sistema de tumba-roza-quema que los pueblos mayas procuran la conservación de la biodiversidad en tanto conservación de su propia vida como pueblos. En su texto “La biodiversidad de Yucatán en dos miradas” García Quintanilla señala el profundo conocimiento que los mayas han desarrollado sobre su medio y ejemplifica dos formas de la conservación de éste: primero, a través del cuidado de las plantas silvestres que crecen dentro de la milpa, a través de las cuales los mayas aseguran la fertilidad del suelo tropical, pobre y falto de nutrientes. La “tumba” sería más bien una “poda” en la que se protege la existencia de estas plantas para aportar nutrientes al suelo que permitan la fertilidad del mismo. Así para los pueblos mayas yucatecos “no son ´silvestres´, ni ´malas hierbas´, ni ´plantas invasoras´, sino que son las plantas de Yum K´áax, el legítimo dueño de la vegetación y por tanto pertenecen a lo sagrado”.

El segundo ejemplo que nos ofrece García tiene que ver con la relación con los animales a través de la cual se evita la propagación de plagas. A diferencia de los monocultivos promovidos por el capital, la milpa es un sistema de policultivo que, imitando al monte, incorpora una gran diversidad de plantas, lo cual asegura que si un insecto encuentra una planta que le gusta, al lado encontrará otra que no o que lo enferme, evitando que el insecto se quede y se reproduzca convirtiéndose en plaga. Los mayas siembran semillas para los animales “porque ellos tienen derecho a comer”. Sumado al policultivo, el cuidado del monte posibilita la existencia de otros insectos como gusanos o pájaros que ayudarán al control de las poblaciones de insectos. Milpa y monte forman así parte de un todo, por lo que Uc afirma que cuando alguien es obligado u orillado a vender su tierra no afecta únicamente al “propietario” sino a los mayas en su conjunto pues “la Península es territorio maya, es nuestro cuerpo como pueblo”.

Foto: Haizel de la Cruz. Tomada de la página de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal

Esta forma de vida que nos comparte Uc en su texto “La espiritualidad del territorio”, es una herencia de los “dioses-guardianes-comunitarios”, Yuum Cháak, Yuum Iik’, Yuum K’áax, Yuum Báalam, Yuum K’iin, Yuum Áak’ab, Yuum Ka’an, Xunáan Xch’eel, Xunáan Xtáab, Xunáan X-Uj que, de acuerdo a la antigua palabra maya, fueron los responsables de hacer la tierra, los árboles, los animales y los pueblos. Estos guardianes acordaron que la tierra fuera herencia de los mayas siempre y cuando éstos mantuvieran su carácter comunitario para la reproducción de la vida, a través del trabajo y rituales colectivos. Así, dentro de esta construcción, la tierra es entendida como territorio adquiriendo una relación espiritual en la que todos los elementos son fundamentales para la vida, como señalamos en los ejemplos de la milpa. En este mismo sentido, la familia maya “no puede entenderse sin los elementos que conforman la vida, no puede entenderse sin los animales, sin los árboles, sin los bejucos, sin los pájaros”.

Por eso, los árboles tienen un carácter sagrado para los mayas, señala Uc en “Nuestros sagrados árboles mayas“, la raíz de la Xya´axche´ da seguridad a la tierra, sus colores guardan saberes y pensamientos, sus ramas, flores y frutos mantienen la esperanza y su sombra garantiza el descanso. En ella cantan los dioses guardianes a través del ruiseñor y la lechuza cuida del invasor. Este árbol es también a través del cual X Táabay enseña a vivir como mujer y con la mujer. Las flores de la Xts’íits’ilche’ convocan a pájaros y alimentan a avispas y abejas, por lo que es fundamental para la miel y su uso medicinal. El Siipche’ alimenta al cenzontle, protege las viviendas y limpia el alma. El Ch’ooj florece y llama al venado, cuando las demás plantas languidecen durante la sequía en los meses de febrero a mayo, y es utilizado como medicina. Finalmente, la Xchu’um son los ojos de Yuum K’áax. Estos árboles no existen para el capital y cuando existen, su valor es reducido al valor de cambio, como afirma Uc en el mismo texto:

“La llamada Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que elaboran los especialistas para justificar la deforestación de miles de hectáreas de selva en la Península de Yucatán con la intención de construir parques eólicos y fotovoltaicos está basada en un criterio técnico y monetario. Por ejemplo, si hay maderas preciosas como el cedro o caoba, calculan el precio en el mercado y comparan lo que se pierde al desmontar con el costo y beneficio del proyecto, quizá no hace falta hacer estudios tan profundos para imaginar el resultado. Los millones de dólares que se planea generar en el proyecto de energía renovable será siempre muy superior al costo de la selva deforestada”.

Foto: Haizel de la Cruz. Tomada de la página de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, Múuch’ Xíinbal

Estos ejemplos nos ayudan a entender lo que se juega en la imposición del mal llamado Tren Maya y se resumen las contradicciones generadas por esta Cuarta Guerra Mundial. De un lado, el capataz López Obrador impulsando un proyecto que busca la reducción de la vida humana y de la naturaleza a la generación de ganancias para unos pocos, del otro, la defensa de la vida a partir de la reproducción de las prácticas comunitarias de los pueblos mayas. En la defensa de la vida, señala Uc, la forma de vida comunitaria debe convertirse en organización y tejer redes que permitan el control sobre el territorio como primer paso para la construcción de una vida digna:

“cada quien sobre el altar de la comunidad convertida en asamblea ofrenda su palabra, se asegura el territorio por medio del acuerdo, el primer nudo es la palabra que se va formando en red; así mismo se asegura la educación, la vivienda, la justicia, la seguridad, la alimentación entre otros temas que se construyen como el desplante de una mejor calidad de vida. Organizarse es una tarea difícil pero necesaria para crear una alternativa de resistencia en nuestras comunidades”.

Categorías
Region

Acusan a AMLO de ignorar la resistencia de los indígenas al Tren Maya

Alejandro Castro / Sipse

Los dichos de presidente contra las organizaciones civiles asumen que los mayas no “piensan por sí mismos”: activistas.

Los señalamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador en torno a una presunta conspiración desde el extranjero para frenar las obras del Tren Maya; buscan invisibilizar la resistencia indígena, aseguró el activista Pedro Uc.

En entrevista, el también poeta maya reprochó que el planteamiento apunte a que son organizaciones internacionales las que deciden sobre el territorio, asumiendo que las comunidades “no pueden pensar por sí mismas”.

El pasado viernes, durante su conferencia de prensa mañanera, el titular del Ejecutivo expuso que asociaciones civiles estarían siendo financiadas por fundaciones extranjeras con el propósito de desestabilizar la ejecución del proyecto.

Pedro Uc aseveró que dichas organizaciones señaladas por el presidente de orquestar una lucha jurídica contra el Tren Maya solo han dado acompañamiento a la defensa que se ha iniciado desde las comunidades indígenas.

“Hay dolo en el Presidente. Vuelve a engañar porque ve que se van desmoronando una serie de decisiones que ha tomado el gobierno. Los ataques que hace me parece que no son contra las organizaciones, sino en contra de las comunidades, porque quienes hemos levantado los amparos no son esas organizaciones, somos los habitantes de los pueblos mayas”, dijo.

Afirmó que el propósito no fue exhibir si las ONG tienen recursos de tal o cual procedencia, sino atacar a las que acompañan a los pueblos indígenas.

“Me parece que niega nuestra capacidad como indígenas de pensar y decidir lo que queremos, parece que es un clásico colonizador que disputa con sus adversarios colonizadores la posesión de sus indios”, dijo con respecto al presunto plan extranjero por tirar la construcción del proyecto ferroviario y sus polos de desarrollo.

Asimismo, alegó que la sociedad civil y la academia han cuestionado el proyecto con argumentos sólidos y la respuesta que ha obtenido han sido ataques por parte del mandatario.

Por último, culpó al gobierno federal de aludir a un plan de desestabilización desde el extranjero al mismo tiempo que construye un proyecto “que favorece al capital extranjero”.

https://sipse.com/novedades/acusan-amlo-resistencia-indigenas-tren-maya-organizaciones-civiles-acusaciones-quintana-roo-376895.html

Categorías
Mexico

Red de Rebeldía y Resistencia de SLP exige liberación de compañera detenida en manifestaciones del 5 de junio

Colectivo Grieta/Ciudad de México
7 junio 2020

La Red de Rebeldía y Resistencia de San Luis Potosí exigió la libertad total de Claudia Hernández Herrera, quien fue detenida arbitraria e ilegalmente el 5 de junio durante las manifestaciones en la capital potosina en repudio a la violencia policiaca y los asesinatos de George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos, y de Giovanni López en Ixhuacán de los Membrillos, Jalisco.

Mediante su página de Facebook la Red de Rebeldía y Resistencia de San Luis Potosí denunció los hechos: “La compañera asistió, haciendo uso de su legítimo derecho a la manifestación de manera pacífica. Al arribo de la policía, se realizaron diversas detenciones y, a pesar de que en los videos de cobertura realizados por los medios locales en ningún momento se le observa a ella en la acción directa, a Claudia se le pretende vincular a proceso, responsabilizándola por los daños realizados en el edificio del congreso”.

Acerca de Claudia Hernández la Red señaló: “Por su historia de lucha y participación en muy variados movimientos sociales, incluida la colaboración como auxiliar en el proceso de recolección de firmas por la compañera Marichuy, la consideramos presa política del Estado y exigimos su liberación inmediata”. Finalmente hicieron responsable a los diferentes niveles de gobierno y repudiaron la represión ocurridas en diferentes partes de país: “Hacemos responsable al mal gobierno en todos sus niveles y reprobamos la violencia hacia los jóvenes que se ha reproducido de manera sistemática tanto en las protestas realizadas en San Luis Potosí como en otras geografías de este dolorido país”.

Después de realizada la denuncia, durante la noche del 6 de junio, Claudia fue liberada, sin embargo, se le dicataron medidas cautelares y fue vinculada a proceso, por lo que la Red de Rebeldía y Resistencia de San Luis Potosí exige su libertad inmediata y total.


Foto tomada del Facebook de la Red de Rebeldía y Resistencia SLP

Estamos aceptando anunciantes! Comunícate con La Voz Del Mayab: contacto@vozdelmayab.com
close
Toogle Down
Salir de la versión móvil